Conecta con nosotros

Opinión y análisis

LA LUC DESAPASIONADA

Publicado

el

Por Cley Espinosa.

El padre del Presidente de la República suele decir que el primer año de gobierno es un año de oro, el segundo de plata, y así sucesivamente van perdiendo valor, hasta el fin del período, queriendo ilustrar que conviene aprovechar para concretar logros en los primeros años, porque hacia el final del período se hace más difícil, por la propia dinámica de la política. En este sentido, Luis Lacalle Pou, sabedor de haber ganado la elección con una coalición de cinco partidos políticos –con la vulnerabilidad que esto puede implicar-, se puso como objetivo conseguir que se apruebe el Presupuesto Nacional y una Ley de Urgente Consideración, en la que prácticamente incluyó a todo su plan de gobierno. En un momento donde lo único urgente era la pandemia, hizo a su coalición sancionar una ley de 476 artículos en la que prácticamente nada es urgente. El Poder Judicial no cumplió debidamente su función de controlar a los otros Poderes, no declarando la inconstitucionalidad de una ley que claramente lo es, en razón de que no tiene materia urgente. Esto es un pésimo precedente, ya que en el futuro cualquier gobierno entrante podrá asegurar su programa de gobierno en una única ley de urgente consideración, aprovechando lo que se conoce como luna de miel de los gobiernos con las mayorías. En consecuencia, el conflicto lo resolverá la ciudadanía este 27 de marzo de 2022.

Resulta difícil que uno esté a favor o en contra de 135 o 476 artículos de una ley cualquiera. Más difícil aun si se trata de una ley que refiere a temáticas muy diversas. Lo normal es que uno comulgue con algunas cuestiones y con otras no. Pero, a la hora de votar solamente hay dos opciones: Sí o No a 135 artículos de una ley de 476. Por lo tanto es cuestión de ponderar en conjunto, y ver qué cosas nos pesan más en uno u otro caso.

No hay en dicha ley cambios institucionales ni estructurales de magnitud: un cambio en la gobernanza de la educación, que no me resulta simpático, o la instrumentación de una regla fiscal, que podría ser atendible. Por lo menos, es real que debía abatirse el déficit fiscal. Se discute con fervor respecto de derechos de dudosa existencia, al menos, derechos de los que uno nunca había escuchado hablar, como el derecho a llevar un número telefónico, o el derecho a cobrar el salario en un cajero automático. No parecen temas para rasgarse las vestiduras. La fijación del precio de los combustibles (si cada un mes, dos o tres) es una cuestión de gestión

No veo mal la creación de un tipo de arrendamiento para personas que no tienen garantías. Me parece una buena idea. Lo que no me parece bien es su formulación, ya que los plazos son excesivamente cortos, y prevé algunos derechos para los propietarios que no corresponden, como el derecho a ingresar a la finca arrendada a inspeccionar. Es un producto de mala calidad, elaborado para pobres. Entiendo que se debería mejorar ese producto, de lo contrario no se va a aplicar, nadie lo va a utilizar, aunque se aprobare la LUC.

Finalmente, lo que –al menos en mi caso- como persona de izquierdas, me resulta más difícil de tolerar, y que me conducen indudablemente a votar por el Sí, son estas cuestiones: las normas restrictivas de la redención de pena por trabajo u estudio, o de la libertad anticipada, para los delitos de narcotráfico (que en su mayoría son de narco menudeo), tornarán imposible la rehabilitación de los reclusos más rehabilitables. La legítima defensa quedó excesivamente amplia, y va a morir gente de forma innecesaria. La ocupación es imprescindible como manifestación del derecho de huelga en el sector privado, porque en ocasiones es la única garantía que tiene el trabajador de cobrar sus adeudos. Los colonos deben acceder a la tierra por necesitarlo, deben trabajarla, y deben vivir en sus predios. Disponer lo contrario es favorecer a los ricos.

En general no comparto el espíritu de la ley, y eso es esperable, porque no fue el programa de gobierno que voté, pero entiendo que fue lo que el pueblo votó, y si alguien me hubiera preguntado –tiempo atrás- si impugnarla o no, estaría de acuerdo con haberla impugnado completamente de inconstitucionalidad, pero no en sus contenidos a través de un referendum, precisamente por respetar el programa que la gente votó. De la misma manera digo que el pueblo votó contra la reforma Vivir sin Miedo, y sin embargo se pusieron en esta ley -de coladas- algunas disposiciones sobre las que el pueblo ya se había pronunciado negativamente.

Lo bueno es eso, que en última instancia, decidirá la ciudadanía, y el 28 de marzo a bajar las pasiones, y convivir en paz con nuestras diferencias.

Continuar leyendo
Click aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opinión y análisis

Horóscopos

Publicado

el

Por Mario Fagúndez: Texto y Foto|

A mucha gente le interesa saber su horóscopo. La astrología, la adivinación, la quiromancia, son ciencias que han acompañado a la humanidad por milenios. Alguien, hace muuchos años atrás, se imaginó que cierta combinación de estrellas en el cielo nocturno representaba la forma de un León. Al lado de él imaginó la figura de una mujer joven (una virgen) y terminó estableciendo un calendario que era muy útil: Se podía predecir los tiempos de las cosechas y la subida del nivel de las aguas, observando la aparición de ciertos astros en el cielo.

En la línea imaginaria que trazan el sol y la luna, a lo largo del año, van coincidiendo con las distintas figuras del fondo. Como la luna está más cerca, va coincidiendo a lo largo del día. Como el sol está más lejos, coincide a lo largo de un año.

El prestigio que les dio a quienes se dedicaban a la tarea de observar astros se les subió a la cabeza y terminaron inventando historias acerca del firmamento. Imaginaron que alguien nacido cuando el sol coincidía con la forma del león en el cielo era valeroso, aguerrido, y con temperamento para el liderazgo. Los nacidos bajo la combinación de sol y la virgen eran leales, pensativos, melancólicos y hogareños. Porque es bien sabido que: Como es arriba es abajo. ¿Quién lo sabe?: los encargados de observar las estrellas, por supuesto.

El problema comenzó cuando a otro alguien se le ocurrió atribuir arbitrariamente a cada uno de los signos la misma duración en días. Además de ello expulsó a uno de sus integrantes: Ofiuco. Esa división carece de sentido lógico. Convengamos que tampoco lo tienen las constelaciones, pero llegado el caso, a la hora de imaginar las características de las personas, eso incide mucho. 

La ciencia tiene un método, el método científico, basado en proponer un enunciado, realizar diversas pruebas, comprobar si el enunciado tiene o no fundamento empírico, y luego contrastar con los pares los descubrimientos. Una ciencia determinada va creciendo con los aportes de quienes la investigan. En la astrología no existe tal crecimiento, hay un estancamiento de tres mil años basado en un dogma. 

Volvamos a las características atribuidas a cada signo: Imaginen a los Leoninos: tan ególatras y vanidosos, los Sagitarios: tan viajeros, los de Tauro: tan de mirar netflix y comer en la cama.

Pero, supongan que no es en realidad el signo que les corresponde. Imaginen alguien que nació con el sol en Leo pero fue anotado en su carta natal como virginiano. Imaginen el potencial perdido, si esa persona tuviera cualidades para el liderazgo pero nunca lo desarrolló porque los virginianos se suponen que son analíticos, fríos y poco dados a las multitudes.
Ya es bastante difícil esta vida como para que encima andes por ella con un signo zodiacal errado.

Yo propongo que si vamos a seguir la astrología le agreguemos la máxima cantidad posible de ciencia y hagamos las cosas correctamente, basta de Geminianos que se crean de Cáncer o un Capricornio que se crea de Acuario. Hagamos congresos de astrología, censos, propongamos tesis o hagamos una encuesta para saber qué signo es el más infiel. Además de eso debemos atribuirle características a los nacidos bajo Ofiuco, ese gran desconocido que flota entre Escorpio y Sagitario. ¿Era Ofiuco un buen amante, le gustaba viajar, se peleaba con el vecino por la fecha de plantación de habas? No lo sabemos, alguien, un burócrata amante del orden (seguramente un Capricorniano) le cortó a los de Ofiuco la posibilidad de tener su identidad.

Basta de compartir memes errados, basta de justificar sus torpezas con signos que no corresponden. Inventate nuevos defectos, probá nuevas formas de jorobarte la vida. Quizá lo que estoy haciendo es típico de un virginiano resentido, pero a mí me gusta desconfiar y marcar tendencia, justo lo que haría un Leonino…

BONUS: estas serían las fechas reales de cada signo:

Sagitario: del 17 de diciembre al 20 de enero (antes 23 de noviembre al 22 de diciembre).
Capricornio: del 20 de enero al 16 de febrero (antes 23 de diciembre al 21 de enero).
Acuario: del 16 de febrero al 11 de marzo (antes 22 de enero a 20 de febrero).
Piscis: del 11 de marzo al 18 de abril (antes 21 de febrero al 19 de marzo).
Aries: del 18 de abril al 13 de mayo (antes 20 de marzo al 20 de abril).
Tauro: del 13 de mayo al 21 de junio (antes 21 de abril al 21 de mayo).
Géminis: del 21 de junio al 20 de julio (antes 22 de mayo a 22 de junio).
Cáncer: del 20 de julio al 10 de agosto (antes 23 de junio al 22 de julio)
Leo: del 10 de agosto al 16 de septiembre (antes 23 de julio al 22 de agosto).
Virgo: del 16 de septiembre al 30 de octubre (antes 23 de agosto al 22 de septiembre).
Libra: del 30 de octubre a 23 de noviembre (antes 23 de septiembre a 22 de octubre).
Escorpio: 23 de noviembre al 29 de noviembre (antes 23 de octubre a 22 de noviembre).
Ofiuco: del 29 de noviembre al 17 de diciembre (antes no incluido en el Zodiaco).BONUS 2: Recomiendo para observar las constelaciones usar la aplicación STARWALK2. La versión gratis es muy completa.

Continuar leyendo

Opinión y análisis

El cantor más hermoso del mundo

Publicado

el

Por Santiago Cortés|

El último 24 de junio se descubrió en nuestra ciudad otro monumento a Gardel, obra del escultor Amado Chiain, ya fallecido, y donada muy gentilmente por su hija. Y escribo “otro” pues este monumento se suma – si la memoria no me traiciona – a los que en el siglo pasado se inauguraron en la entonces principal entrada a la ciudad, Pablo Ríos y ruta 5 –y al destruido “Gardelazo” de Batoví, obra de Aroxta.

La ciudad vuelve cada año, a veces en Junio , cuando murió, a veces en diciembre, cuando nació, en forma casi aluvional a recordar, revivir y con ello resignificar el mito gardeliano y su ídolo, o mejor: nuestro ídolo.

Más allá de la controversia, base fundante de todo mito y condición indispensable de todo ídolo, Carlos Gardel vuelve al menos dos veces al año a aparecer en nuestra conciencia. Gardel era el apellido con el cual se dio a conocer como cantor, aunque no se conoce con veracidad su apellido. Sin embargo, de tanto ver su sonrisa perfecta bajo su gacho, muchas generaciones nos acostumbramos a creer que esa cara no puede ser de alguien que no se llame Gardel.

Algo similar ocurre con Esteban, el ahogado que unos niños encontraron mientras jugaban en una playa del Caribe, según el cuento “El ahogado más hermoso del mundo” del colombiano Gabriel García Márquez. En el pueblo nadie sabía su nombre pero tampoco importaba: Luego del proceso de enamoramiento del cadáver tras limpiarlo de los estragos del mar, la más vieja de las mujeres de aquel pueblo “que por ser la más vieja había contemplado al muerto con menos pasión que compasión” afirma categóricamente: – Tiene cara de llamarse Esteban”.

Eso ocurre durante la noche, mientras las mujeres velan a Esteban y los hombres han ido por los otros pueblos (¿Buenos Aires? ¿Toulouse?) a corroborar si en alguno de ellos falta un hombre, para volver al amanecer con la comprobación casi matemática de que todos estaban completos y por lo tanto Esteban (¿Gardel?) era uno de ellos.

-¡Bendito sea Dios – suspiraron: – Es nuestro!

Después viene la construcción del mito de Esteban, y con él la de su árbol genealógico: Le adjudicaron un padre y una madre (que no eran Carlos Escayola ni Lelia Oliva, por cierto), todos acabaron siendo sus parientes (y acá no estaba Irineo Leguisamo, seguramente), y por eso todos parientes entre sí. La aparición de Esteban obra el milagro de hermanar a los habitantes del pueblo y éste se convierte en una gran familia. La pequeña aldea de pescadores enclavada en los acantilados de la costa caribeña, aburrida población donde nunca sucedía nada que fuera de contar, tenía ahora merced al destino, un ídolo que lo aglutinaba, antropológica necesidad de toda sociedad. Hay un antes y un después en la historia del pueblo con la aparición de aquel hombre muerto que nadie sabía dónde había nacido ni cómo se llamaba aunque tampoco importara. El pueblo había resuelto adoptarlo como suyo. Adoptarlo y adorarlo.

¿Y por casa cómo andamos? Todos los meses de Junio, luego de la efeméride a que obliga el recuerdo de la muerte de Carlos Gardel, también nosotros lo soltamos “sin anclas, para que volviera si quería y cuantas veces quisiera”, tal vez en diciembre, tal vez el próximo 24 de junio. Pero nos encargamos de cuidar que nuestra ciudad – pueblo evidencie ante todos los que pasan que éste, y no otro, es el pueblo de Gardel.

Es que los pueblos necesitan construir mitos para construirse a sí mismos. Mitos que deben ser discutidos permanentemente, pues si algún día dejara de tener razón de ser la controversia, también dejaría de tenerla el mito, y si ello sucediera ya no sería necesario.

Continuar leyendo

Opinión y análisis

El rol del periodista desde el pensamiento de Max Weber

Publicado

el

Políticamente, uno de los fundadores del estudio moderno de la sociología y la  administración pública Max Weber , fue un liberal democrático y un gran  reformista, que ayudó a fundar el Partido Demócrata Alemán. Criticó los objetivos expansionistas de su país durante la Primera Guerra Mundial. Y, luego de la derrota, fue miembro del comité de expertos que acudió en representación del gobierno alemán a la conferencia de Paz de París, y gran colaborador de Hugo Preuss de la Constitución republicana de Weimar. La intensa actividad pública desarrollada en sus últimos años por Weber, que volvió a la enseñanza universitaria en 1918, no impidió redactar varios tratados publicados posteriormente. Weber murió en Munich, Baviera, el 14 de julio de 1920.

En la obra de 1919 “El Político y el Científico” para mencionado pensador el periodista es un político profesional , ¿y qué es ser un político profesional? es quien vive de la política o para la política. Dice Weber: “ vive de la política quien trata de hacer de ella una fuente duradera de ingresos, vive para la política quien no se halla en este caso”. Para Weber, la obra del periodista es tan importante como de la de cualquier otra obra intelectual, más al hacerla con prisa y por encargo. 

El pensador señala que el gran público no valora al periodista , que este es incluso más importante que los sabios. La discreción del buen periodista es mayor que la de las demás personas, por supuesto sí estos periodistas ejercen su profesión de forma honrada. Para el prusiano, el periodista ha de ser visto como un paria para la casta gobernante, más aún sí el periodista ha demostrado capacidad y ganado reconocimiento.  La casta gobernante vive de la política, ahí la gran diferencia.

Desde los tiempos de Weber los periodistas tienen una menor remuneración que un parlamentario, y cerrando este breve artículo, comento algo que escuché de un docente de periodismo en la Facultad : «no hay peor cosa para un joven político que toparse con un veterano periodista”.

Continuar leyendo

Lo Más Visto