Conecta con nosotros

Cultura

Cultura: Entrevista al retratista Leonardo Gularte

Publicado

el

Fue un martes en la tarde que nos vimos las caras con el retratista Leonardo Gularte (39 años). Gularte me esperaba afuera de su casa, yo andaba perdido con el mapa de Google del celular, hasta que vi al artista con brazo en alto señalándome. Me acerco y veo perros jugando con él. Me saluda con gran amabilidad y me invita a entrar a su casa. Me comenta que anda con un mate a medio tomar, pone la caldera a calentar mientras yo tomo asiento. Lo primero que veo es que la casa está impecablemente decorada, tanto el mobiliario como el decorado tienen un sentido estético. Lo que me recuerda lo que dijo el escritor español Fernando Sanchéz Dragó: «El hogar debe ser el templo de las personas». Veo libros, utensilios de dibujos, una guitarra, una bicicleta retro, y todo en perfecto orden. Gularte se acomoda en la silla con mate en mano.

-¿Cuándo comenzó el trabajo como retratista? ¿Fue desde la infancia?

-La primera vez que realice un retrato  fue cuando tenía 15 años  y en ese momento me di cuenta de esa sensación de bienestar que me provoca todo esto. A parte, en ese entonces, nacía de una necesidad de querer retratar a mí viejo (padre), chiveando un poco con las cosas que había aprendido en Dibujo (asignatura) en el Liceo. Tuve una muy buena profesora de apellido Gómez que me enseñó, en conjunto con el  programa de la asignatura del Liceo, ejercicios  suyos cuando había estudiado Dibujo y,  eso me abrió una puerta al retrato.  

Después me hice de un libro (señala al libro sobre un escritorio de su sala) que es un tratado de la pintura de toda la obra de Leonadro Da Vinci. Por supuesto que al comienzo tenía 14 años y no podía leer semejante libro, pero empecé a ojearlo, a copiar los dibujos que tiene  tratando de entenderlos, lo que siempre me conducía al final al retrato.

-¿Es algo que viene de la infancia el ser artista?

-Las personas a muy corta edad lo primero que hacen es dibujar. Los niños buscan expresar su mundo mediante el dibujo, independiente de la motricidad ese dibujo será perfecto. Lo que pasa, es que los gurises empiezan a hacerse grandes, comienzan a hacer otras cosas y algunos cortan el hilo que en muchos marca su vida a través del dibujo. Y es que después, bueno, hay que laburar, formar familias, encarar la vida y te olvidaste de todo eso.  Lo que sucedió conmigo es que nunca se me cortó ese hilo, siempre hubo una instancia en cada momento de mi vida donde necesite dibujar, por eso hoy dibujo y me acuerdo de las cosas que sentía desde niño. Cada vez que dibujo siento exactamente lo mismo. Yo no dibujaba y escondía el dibujo, se los mostraba a mis padres como críticos inmediatos de quienes siempre obtenía aprobación. 

Ahora digamos que hago lo mismo solo que busco un medio más aparatoso que es montar exposiciones. Y en definitiva busco lo mismo, la aprobación del espectador o desaprobación ¿por qué no?, y sobre esto último; le encuentro un mismo valor, todo es cuestión de contrastes. Entonces, sigo buscando aparte de una expresión, esa cosita de la aprobación de la gente, que te diría que va más con el ego. Creo que es el denominador común en todo artista.

-Pero estoy seguro que tienes mucha más aprobación que desaprobación. ¿No es así?

-Podría ser porque lo que hago no es nada que rompa paradigmas. No voy contra la cabeza  de nadie. No es el cometido del retrato. Tal vez que en algún momento, alguno me calificó como “el que retrata a negros, viejos o a los indios”. Pero nunca lo ví como otra cosa más que una definición misma de mi trabajo que ha ido tomando muchas formas. 

Mi trabajo en esencia consiste en contar historias a través del retrato. Por eso gran parte de mi obra consiste en retratos de amigos que voy conociendo por el mundo y la vida. Lo que cuento a través de ellos difícilmente tenga lugar a una “desaprobación”.

-¿Fuiste a algún taller?

-Nunca, pero hubiese sido grandioso seguro hubiera enriquecido mi camino. Pero no se dieron las circunstancias. 

-¿Eres de investigar lo que hacen otros artistas, ya sean locales o internacionales?

-Sí claramente investigo, y mucho, pero no me siento dentro de una corriente o “ismo”. Solo sé que me gusta hacer retratos, es casi como una necesidad que busca alimentar mi espíritu. Pero te cuento que ahora hay un resurgimiento del retratismo -y hete aquí lo ambiguo porque hablamos de un “ismo”- que había perdido su valor con la aparición de la fotografía (Finales del siglo XIX). El retrato fotográfico se popularizó y mecanizó dando la posibilidad de llegar a todas la clases sociales y el retrato por encargo a un artista de a poco comenzó a quedar en desuso. Hay un nuevo resurgimiento del retrato pictórico, así como una nueva forma de compartirlo al mundo que a través de las redes sociales. Estas han permitido tener tanto un espacio para exponer con un alcance inimaginable.  

En Montevideo hay grandes retratos pero en murales urbanos

-Sí, pero eso es bien del sur. Podes encontrar algo en San Gregorio. Acá en Tacuarembó nunca hubo eso. Al menos en mi época de adolescente era algo que considero sería muy caro, era más fácil tener un lápiz que una lata de spray. Entonces lo que te quedaba acá era dibujar en las cuadernolas  del liceo y ocupar algún que otro papel garbanzo de dibujo. Por eso creo que no se desarrolló el retrato en mural, además de la propia idiosincrasia de Tacuarembó, tan conservador que me ha hecho imaginar que San Gregorio es un universo paralelo, una realidad alternativa.

-¿Qué utensilios y materiales tienes ahora para hacer tus retratos?

– En mí caso he ido incorporando un montón de herramientas según lo que fuera consiguiendo y fuera probando. Por ejemplo, (se levanta de la mesa y me invita a entrar a otra habitación para mostrar sus materiales) diversos tipos de pinceles, lápices,  carbonillas, polvo de carbón, polvo de sepia, carbón compactado, también tengo un invento mío (lo toma) que es un lápiz con una extensión no para tocar las hojas con los dedos. Y de ahí hago estos retratos ( empieza a mostrar sus trabajos ) que están en hojas de 35 x 50. 

¿Cuánto tiempo te lleva hacer uno de estos retratos?

-Quizás un día entero y de sumar las horas serían unas 10 horas. Para hacer esto (toma uno de sus retratos) puedo arrancar tranquilo de mañana con un mate y terminar en la noche. Lo que pasa es que con el ojo la primera vez uno no ve los detalles (agarra una lupa y una fotografía). Por ejemplo, en esta foto veo cada vez más detalles que los incorporo  en el retrato que estoy ahora haciendo. Llega un momento que terminas porque ya no ves más nada. Ya el ojo captó todo lo que pudo. Hay momentos en donde me detengo de trabajar y salgo hacer otras cosas, y cuando vuelvo observo otras nuevas.

-¿Que vendría a ser el retratismo?

El primer cometido del retrato,  desde su génesis con las monedas persas, saltando al retrato escultórico en la época romana, es representar un momento un estado emocional, pero sobre todo la apariencia visual de un individuo. Hay muchas obras famosísimas como para explicar el retrato desde Leonardo Da Vinci, Rembrandt y  Van Gogh. Pero por alguna razón elijo siempre poner como ejemplo el retrato de Paco de Lucía hecho por Oswaldo Guayasamín, te das cuenta que toma los rasgos principales con los que rápidamente capta la esencia; es una cara alargada con rasgos exagerados. El artista  supo captar las líneas del rostro para quién lo vea diga que es Paco de Lucía. Lo mismo lo puede hacer un caricaturista, o un tipo en un juzgado dibujando la escena. Lo otro, que no es menos importante, es el detalle que es lo que genera más diálogos de comunicación con la persona que está mirando. Las imperfecciones también son parte importante de la obra cuando no evidencian una inhabilidad.

-¿Tienes  talleres a tú cargo?

– Tengo un taller ahora, sí. Comencé en 2018 en la Cátedra Washington Benavides (Tacuarembó). Después me trasladé Club del Libro donde estaba ubicada la biblioteca de Tomas de Mattos antes de ser trasladada a la biblioteca nacional, donde nació otra propuesta con un estilo de taller diferente, de la mano de Matilde Vera, quien me dió las herramientas para darle un giro a la dinámica de las clases en 2019, que junto a mi propia y particular naturaleza de comunicarse con los talleristas daría lugar al nacimiento de una forma sin precedentes en Tacuarembó de dar clases de dibujo. Luego hubo un breve impás por la pandemia, en 2020 y en 2021 retomó después que la cosa se despejó. Ahora sigo con mi taller con la misma dinámica, con una convergencia de edades y personalidades vastas que por sobre todas las cosas conforman un grupo humano de total excelencia que se enriquece a través del intercambio.

-¿ Qué va a esperar un alumno que venga tú taller?

-(Toma un sorbo de su mate y se acomoda de nuevo en la silla) Algunos al principio esperan a que yo mágicamente le enseñe a dibujar. Luego comprenden que el resultado responde a un montón de factores. Hay personas que por una cuestión de psicomotricidad o cómo se mueven en el espacio, no van a aprender a dibujar como quisieran o imaginan.  Yo no le puedo enseñar a una persona de edad avanzada que abandonó el dibujo  desde niño, que cortó ese el hilo como te comentaba, de la misma forma que a alguien que siempre tuvo una continuidad en ese ámbito. Lo que esa persona va a hacer es volver a descubrirse y a sentir esa pasión por el dibujo sin importarle el resultado. Esa persona habrá descubierto el sentido del dibujo, esa persona habrá encontrado alimento para su espíritu inquieto y hambriento de expresión.  El taller funciona desde 2019 martes y viernes, y sábados con los niños. Hubo en varias oportunidades adultos que a los sábados llegaron con un trabajo en proceso para que les ayude a darle un avance que los sacara de este atasco creativo en el que se encontraban. Eso era hermoso. 

-¿Puedes explicarme más del funcionamiento del taller?

-El alumno que recién arranca,  lo saco rápidamente por la manera que dibuja. Me hago una idea , me armo una imagen abstracta de lo que eres, viendo el último dibujo tuyo. Aunque no recuerde a la siguiente clase tú nombre, te identifico por tú último dibujo. Tengo una carpeta llena de ejercicios, más de 1000 imágenes, todas desordenadas pero en mi cabeza sé dónde están esas imágenes y se que es exactamente lo que necesitas para ir avanzando. Cada compañero avanza de manera y ritmo distinto según su propia naturaleza. Los sábados, que son los días que vienen los más chicos de mis alumnos, son como bajar a lo más primitivo. Es volver a la niñez, es renovación del alma. Benditos sean los sábados a la mañana y benditos sean esos niños que lo resetean a uno. ¿Viste cuándo te vas a campaña o al monte? Es como volver a cuestiones primitivas y lo siento así. Yo me entiendo muy bien con ellos, nunca dejé de ser el niño que dibuja, y también los entiendo a través del dibujo.  Y dependiendo de la edad, tendrán ejercicios acordes a esta.

¿Has realizado exposiciones en otros lugares?

-Tengo una exposición permanente en la torre del Cuartel de Bomberos, que consiste en diez retratos que representan a los directores nacionales de bomberos que ocuparon el despacho de esa dirección a partir de que la institución pasa a pertenecer al ministerio del interior y ocupa el cargo el primer director que es bombero. Siendo antes, que perteneciendo al ministerio de defensa, era nombrado para el cargo, un jerarca militar, ajeno a la actividades bomberiles. Expuse en el Prado en 2019 una muestra que se llamó Tacuarembó con los pies descalzos. En Punta del Este, en Pueblo Gaucho, siempre con la misma impronta, armar una historia a través de una serie de retratos. 

Expuse en Buenos Aires junto a otros artistas de Tacuarembó. Ahora tengo  una exposición en  el Quiosco  de Cabesas Bier en el Balneario Iporá que se llama Alter Ego – Céntrico una muestra comprendida por trece retratos de amigos que he hecho trillando por la vida y cuyas historias han hecho que me vea a mi mismo viviendolas cada uno de ellos es mi yo alternativo, en un imaginario, que es un estado que ocupa gran parte de mi vida de soñador. Hay un juego de palabras en el nombre de la muestra que termina en realidad resumiendo todo y es lo que te decía al principio, al artista lo mueve un ego que muchas veces redunda en un egocentrismo que lo convence de que lo que hace es tan importante y bueno que debe ser mostrado.

-¿ Me podés contar más en detalle la experiencia de haber retratado a la poeta Circe Maia?

-Es una de las historias más lindas que atesoro. Teniendo como antecedente la creación del retrato de Washington Benavides, en algún momento se me ocurrió que sería importante retratar a los exponentes de la cultura de Tacuarembó. Es por eso que mi siguiente retrato sería el de Circe. Una compañera del taller, Susana Fernandez, que es su amiga, fue quién me generó el contacto para reunirme con ella. Fue una mañana de fines de abril o principios de mayo de 2020, ella me esperaba en su casa.  Nos fuimos a su jardín en el patio trasero; entre charla y reconocimiento de plantas buscábamos un lugar dónde conjugaron las luces y sombras que darían lugar  al contraste que luego se traduciría en el retrato. Ella sabía exactamente lo que yo buscaba, así que fue adoptando las posturas muy naturalmente, al tiempo que me sugería y daba diferentes opciones. Tomé algunas fotografías que luego utilizaría para el retrato. La mañana del 16 de mayo de 2020 estaba nuevamente en su casa con el cuadro abajo del brazo, envuelto en un jergón. Estaba Ananira su hija, sus nietos Julian y Elisa y Susana su amiga, e hicimos como una especie de parodia ceremonial donde le hacía entrega de su retrato. Tengo una foto del momento en que ella se encuentra con su otro yo en sepia y que es el registro del momento más mágico de esa mañana.

Continuar leyendo
Click aquí para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

MUART expondrá para este carnaval “Yo vengo de otra fiesta”  

Publicado

el

Por Tito Espinosa|

El próximo viernes 3 de febrero, en el Museo de Artes Visuales de Tacuarembó (MUART), se hará una exposición histórica itinerante llamada “Yo vengo de otra fiesta”. 

La misma viene de la mano del Museo del Carnaval de Montevideo, donde muestra en fotografías a varias personalidades y grupos del interior que han hecho grandes aportes en el carnaval. Entre las personalidades que se destacan, está el tacuaremboense Ramiro Duarte. La exposición, además, contará con elementos de varias agrupaciones del departamento.

La exposición estará durante todo el mes de febrero  y se la podrá visitar de  martes a sábado, de 9 a 15 horas, y es parte del calendario de actividades que tendrá el Carnaval 2023.

Novedades para este carnaval 2023

La Comisión del Carnaval estuvo brindando una conferencia de prensa respecto a la muestra y dando otras novedades del actual carnaval de Tacuarembó.  El Presidente de la Comisión del Carnaval, Camilo Gutiérrez, informó que “ el corso inaugural del carnaval será el domingo 5 de febrero a partir de las 20:30 horas, por Br. Rodríguez Correa, desde el Centro de Barrio N°3  hasta la calle 25 de Mayo”. 

“Este carnaval vuelve el Rey Momo, que es histórico, además de la Carroza de las Reinas y la presencia de los cabezudos”, dijo Gutiérrez. Por último, la Comisión comunicó que “los tablados empiezan este jueves 3  de febrero y pueden ver la hora y el lugar en la página web de la Intendencia”.

Continuar leyendo

Cultura

Patria Gaucha: Lanzamientos, alojamientos y precios de las entradas

Publicado

el

Por Tito Espinosa|

En la presente jornada, la Comisión Organizadora de Patria Gaucha brindó una conferencia de prensa sobre las novedades de la misma para la edición de este año. Estuvieron presentes el Dr. Carlos Arezo, el Arq.Hugo Pereda, el Cr. Ignacio Cuadrado y el Ing. Iván Ríos.

La organización hace un llamado a aquellas personas que tengan habitaciones o casas disponibles para alquilar para los días del evento, a partir del 1 de febrero, lo puedan ofrecer  a través del número de Patria Gaucha. “Para Tacuarembó es un acontecimiento muy importante,  y la capacidad hotelera nuestra está ya agotada, por lo tanto, invitamos aquellas personas que quieran ofrecer su casa o su habitación, lo ofrezcan a través de Patria Gaucha”, dijo Hugo Pereda.

Asimismo, habrá lanzamientos desde el día 2 de febrero en Punta del Este con autoridades nacionales, el 2 de febrero será junto a la Flor del Pago en el Festival de Durazno y el día 8 en el Ministerio de Turismo.

En lo que refiere a los precios de las entradas de Patria Gaucha, el día martes 7 de marzo será de acceso gratuito, miércoles 8 la entrada tendrá un valor de 350 pesos, el jueves 9 será de 350 pesos, el viernes 10 de 600 pesos, el sábado 11 de 600 pesos y el domingo 12 de 250 pesos. Ignacio Cuadrado, respecto a las entradas de aquellas personas que concurren todos los días, adelantó que “habrá un abono para poder ingresar a toda la fiesta por un valor de 1800 pesos”. Además, Cuadrado confirmó que “el ruedo será gratuito los días martes, miércoles y jueves, el viernes tendrá un costo de 200 pesos, sábado y domingo de 350 pesos en gradas numeradas y  sin numerar”.

Otra novedad, como detalló Cuadrado, es que las entradas se “las podrán adquirir vía web en el mes de febrero con diferentes tarjetas o pagos”, pero señaló que “también se las obtendrá en boletería en el evento”. Respecto a los beneficios con tarjetas “la comisión está trabajando con los bancos para los descuentos”.

Por su parte, Iván Rios explicó que los ruedos tendrán sociedades visitantes de Piñera y de San José. “Es gente que viene de muy lejos, eso demuestra que la fiesta se llama”, destacó Ríos. Respecto a los predios, Ríos indicó que “habrá pequeñas modificaciones” debido a los cambios que tuvo la Laguna de las Lavanderas en su paisaje.

Carlos Arezo, sobre el programa de la Fiesta de la Patria Gauch manifestó que “dentro del programa hay modificaciones en el inicio y en el cierre de la fiesta, como lo es la inauguración en el Ruedo Don Homero Formoso”. Además, tendrá un cierre del evento a partir de las 18:00 horas, y luego con la actuación de grupos de danza, música en vivo y con la entrega de premios.

Por último, Arezo pronunció que habrá un homenaje el día viernes al programa  “Americando” conducido por Juan Carlos López. Además, habrá exposiciones de artes en el Museo del Indio y del Gaucho y en el Museo de Artes Visuales de Tacuarembó, MUART. 

Continuar leyendo

Cultura

El afiche diseñado por el artista Wilkinson Freitas representará al Carnaval 2023

Publicado

el

Por Tito Espinosa|

Ayer viernes 20 de enero, en  el Hall de la Intendencia Departamental de Tacuarembó (IDT), se entregó el premio al ganador del afiche del carnaval al artista plástico Wilkinson Freitas. La premiación estuvo a cargo del secretario general de la IDT, José Omar Menéndez, en conjunto con la “Comisión del Carnaval 2023” que tiene como presidente a Camilo Gutiérrez.

El secretario Omar Mendéndez felicitó al ganador del certamen y a los demás participantes del mismo por el esfuerzo, y destacó que  “este tipo de instancia dignifica el trabajo de los artistas plásticos locales”.

El artista Wilkinson Freitas expresó que “ fue un honor haber participado en este concurso” y dijo que su obra tiene “mucho color, figuras entrelazadas, el pueblo y su alegría”.

Desde la “Comisión del Carnaval 2023”, Camilo Gutiérrez felicitó al ganador del concurso y al jurado del mismo que participó de forma honoraria. Por otro lado, Gutiérrez confirmó la grilla de las agrupaciones en las “Primeras Llamadas del Norte 2023 – Marta Gularte”, donde participarán 11 comparsas.

De Tacuarembó estarán “Lonjas de Juan Domingo”,  “Lonjas Bohemias”,  “Makena”, “Bantú” y “Unión Candombera”. Desde Paso de los Toros  “Pasonar”, de Paysandú “Rugir del Puerto”, “Yulelé”, “Lonjas del Chaplin”, de Rivera “Biricunyamba”  y de Fray Bentos “Samburú Morán”.

Continuar leyendo

Lo Más Visto